jueves, 2 de abril de 2015

¿CÓMO REALIZAR UNA FOTO URBANA NOCTURNA EN MOVIMIENTO?



fotografía foto curso taller realzamostusfotos

Lo primero de todo es mirar la calle, aspecto que hay que tener siempre presente a la hora de realizar una toma. 

Las personas en general tienden a poner la cámara y tirar la foto,  sin saber que clase de foto desean. Mirar la calle y acondicionar la foto que deseemos a lo que tenemos en frente y nuestra cámara nos permita.

Que quería obtener yo. Deseaba un objeto grande pasando por la calzada, y que además tuviese gran importancia en la foto (el autobús). Deje pasar varios autobuses, y deseaba que a través de los cristales del autobús se viese la acera de enfrente. Para mi esto era fundamental, el conseguir este objetivo. Los demás coches,  me daban igual si estaban parados o en movimiento.

El fondo. A la hora de realizar una toma, el fondo es tan importante como el sujeto principal. Me llamaba poderosamente la atención el edificio que tenía una iluminación roja, y a toda costa no deseaba que fuera tapado por el sujeto principal (el autobús).

Lo primero que hice fue posicionar la cámara y mirar en mi visor aquello que deseaba obtener (en fotografía a esto se le denomina encuadrar). Me salió para esta foto una focal de 35mm, y aunque para los puristas el obtener abajo a la derecha un trozo de valla de metro está mal, yo decidí seguir con mi propósito. La foto es mía y, afortunadamente yo tengo el poder de decidir lo que es bueno y lo que es malo (la foto es para mi y no para venderla).

A continuación decidí tirar a ISO 100 (sensibilidad del sensor), ya que por un lado me daba la posibilidad de que tendría que poner una velocidad más lenta, lo que me interesaba para que el autobús pasase y me diera la posibilidad de obtener el objetivo de esta foto (que se viera la acera de enfrente a través de sus ventanas), y sobre todo que el grano que sale a ISOs altos no apareciera.

A continuación tendría que decidir el diafragma que tendría que utilizar. Importante dos parámetros a la hora de decidir el diafragma, la focal con la que realicemos la toma (en mi caso 35mm), y la distancia que queremos que salga totalmente enfocada la toma, lo que se llama la profundidad de campo

En mi caso, el edificio rojo, quería que quedara completamente enfocado. Mas o menos habría unos 100m., por lo que el sujeto principal debería estar, mas o menos a 5m. para que me saliera enfocado. ¡Estupendo, las dos premisas funcionaban (100m. y 5m.)!. Decidí que para que se diera esta circunstancia mi focal debería de ser f/8.0. Las premisas se iban cumpliendo.

Ya tenía bastante datos para realizar mi foto:

  • Focal: a 35mm
  • ISO: a 100
  • Diafragma: a f/8.0. 

Me quedaba la velocidad en que tiraría la foto.

La primera premisa debía cumplirse, la de querer ver la acera de enfrente, por lo tanto la velocidad debería ser baja. 


Opté por realizar una toma a 4 segundos. El resultado fue penoso. Ya que es verdad que se veía la acera de enfrente, pero las luces altas (las mas fuertes) se me quemaban, entraba demasiada luz en el sensor. 

Ante esto, habrá gente que lo que desea es eso, que se le quemen las luces altas (recuerda, tú decides). 

Yo no quería esa circunstancia, por lo que bajé la velocidad a la mitad, es decir 2 segundos. Realicé la toma y me gustó. Indicaros que están las luces altas un poco quemadas, pero el conjunto me gustó. 

No obstante, realicé otra toma con 1 segundo, para solventar este problema, recuerda, menos tiempo de exposición, menos luz. El resultado no mejoró, ya que perdía el objetivo de mi foto (la dichosa acera de enfrente). No había vigilado las sombras, las zonas mas oscuras, pero no me importaba, deseaba una foto con fuerza, con gran contraste, así que opté por esperar al autobús a que estuviera a tiro y zas.

Parámetros de esta foto: ISO 100 – 35mm – f/8.0 – 2 segundos.


No importa el tiempo que tardéis en realizarla. Cada persona tiene su ritmo, su observación, sus tiempos. La rapidez en esta toma en concreto no es un factor clave. La siguiente toma, o la otra, tardaréis menos, no os preocupéis.

Recuerda siempre que la fotografía la haces tú. Eres el dueño del triunfo de una foto, pero también eres el dueño del fracaso. En cualquier caso, podrás estar muy orgulloso de tu trabajo, ya que la has pensado, meditado y realizado.

Lo importante de una fotografía no es que sea bonita o fea, es que sea tuya.

Si deseas hacer fotos como ésta, con un taller de 8 horas, que damos nosotros, serás capaz de hacer esta toma y todas las que se te ocurran.Te puedes apuntar en la página de TALLERES de este blog.

Apúntate a nuestro taller y que tu imaginación fluya :)

LUIS SANZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión nos ayuda a mejorar, gracias.